Las muelas de juicio no siempre hay que quitarlas pero si es importante realizar una valoración para ver si es necesario o no – en tratamientos de ortodoncia – por la posibilidad de que afecten a las muelas vecinas – por si mal posición en la arcada dental, debido a que son las ultimas en nacer y salen en posiciones que no facilitan la higiene – por caries – .. son algunas de las causas por las que se decide quitarlas – aunque cada paciente es diferente y se deben valorar todos los aspectos y necesidades para realizar dicha intervención.