Dependerá de la complejidad de cada caso, pudiendo variar desde 6 meses a 24 meses.