Siempre que se haya procedido a realizar una restauración definitiva del diente, esté solo necesitará los mismos cuidados de higiene oral, prevención y revisiones periódicas que el resto de la dentadura.