Es recomendable visitar al dentista cuando han comenzado a erupcionar los primeros dientes, es importante que nos conozca y se familiarice con nosotros, para reforzar una imagen positiva, así también poder facilitar indicaciones de higiene dental y hábitos alimenticios saludables que ayuden a prevenir futuras patologías.